blog

La Lactancia materna no es un sacrificio.


¿Abrumada? ¿Agotada? ¿Adolorida? ¿Atrapada? ¿Agobiada? Pero ahí estás porque es lo mejor para tu bebé. Si, es verdad. Absolutamente nada se compara con los beneficios biológicos que tiene la leche materna para tu bebé. Es, literalmente perfecta. Peeeeero, si tú no te sientes feliz, bien, a gusto, placentera en cada toma (sacando algunas incómodas cuando nos muerden, tenemos una patología de la mama o algunas noches fuertes), entonces hay que hacer algo... Rápido.

 

La lactancia materna es el alimento ideal para nuestros bebés los primeros 6 meses de forma exclusiva debido a su riqueza en nutrientes y la inmadurez intestinal de nuestros hijos (as) también ayuda a la regulación emocional de mamá, aún así a veces nuestra revolución emocional es tan aguda que no ayuda, si no que genera más angustia ¿Qué hacer? Acudir a Terapia antes de pensar en pasarse a la fórmula es una de las mejores opciones para hacerse cargo.

 

No podemos andar por la vida *sacrificándonos* "dejé los estudios por mis hijos", "estoy en una relación de pareja terrible para que mis hijos crezcan con su padre", "doy pecho aunque me duela porque es lo mejor" y ¿Tú? ¿Cuando serás lo más importante? Repetimos la historia sin fin de las mujeres sacrificadas por los demás.

 

Ser madre no significa sacrificarse, es por eso que existimos profesionales en el área de la maternidad para que esté tránsito sea el mejor y más saludable.

Recibir educación y acompañamiento sobre lactancia materna y salud de un lactante [...] más hacerse cargo de una misma y la sombra en terapia psicológica ☝️🙋🏻‍♀️ es el mejor camino para romper con la idea de que para ser madre hay que abandonarse, sufrir y estar sola.

 

Aunque no estemos todas en el mismo lugar, podemos acompañarnos y sostenernos. La lactancia materna NO ES UN SACRIFICIO, es la inversión más grande que harás.

 

Fuente:Vanessa Velasquez

Asesora de Lactancia

¡AMAMANTAR NO debería de ser DOLOROSO!


Si duele es que algo pasa por lo tanto hay que buscar la causa y solucionarlo. Partiendo de esta base en la imagen se puede apreciar como el bebé coloca la lengua debajo del pezón y la mayor parte de areola, cuando succione quedará totalmente evertido (hacia a fuera)

💡Recordatorio de un buen agarre:

 

 

La nariz y la barbilla del bebé han de estar completamente pegados al pecho (pueden respirar, tranquila, sino se separan del pecho inmediatamente) por eso es importante dejar su cabecita libre y no hacer presión por detrás...

Labio superior e inferior tienen que estar evertidos (hacia fuera) así podrá agarrarse bien al pecho

 

La causa del dolor puede producirse porque alguno de los labios se encuentre hacia dentro por consecuencia también se produce una mala transferencia de leche *entre otras posibles causas*

Fuente: Laura Asesora de Lactancia

 

El Terror de toda madre lactante


¿Has sentido alguna vez que te estás quedando sin leche?😱

Sea que consideres tener mucha o poca leche, en algún momento todas hemos sentido miedo a que se nos seque. Confiar en algo que no podemos ver ni calcular nos mantiene en un estado de zozobra 😖 Como si la lactancia fuera un billete de lotería y todo se tratara de suerte. 

 

La lactancia es una de las funciones más robustas del cuerpo humano💪🏼, se trata de un evento fisiológico que caracteriza a nuestra especie mamífera, es la forma que la naturaleza nos dio para que alimentáramos a nuestras crías. 

 

‼️No es fisiológicamente posible que una madre, que viene dando pecho con cierta frecuencia y lo ha mantenido en el tiempo, se le "seque" la leche de un día para otro. Nuestras interpretaciones basadas en métodos de "comprobación" como oprimir el pezón para saber si hay leche, no son signos reales de haberte secado. 

 

Mantener viva la angustia de que un día te quedarás sin leche te mantendrá alerta ante cualquier cambio en la lactancia creyendo que "por fin" llegó el mal día😫😭, cosa que no demoraría en suceder porque la lactancia es totalmente dinámica y siempre está cambiando. ¡Así que manos a la obra!🏃‍♀️ Infórmate para que no te suceda, estés tranquila y puedas disfrutar tu lactancia.

 

Fuente: Lorena Beltrán, Asesora de Lactancia